Vida y Salud

Dra. Aliza Lifshitz
Dra. Aliza Lifshitz

Dra. Aliza Lifshitz

• El herpes zóster, además de doloroso, podría causar complicaciones.

De acuerdo a un estudio publicado en PloS Medicine, de más de 67,000 pacientes con Medicare que sufrieron una infección de herpes zóster o culebrilla severa, que se conoce en inglés como “shingles”, en la primera semana después de la infección, hubo un aumento de 2.4 veces en la tasa de accidentes cerebrovasculares isquémicos (por disminución en el flujo de sangre) y un aumento de 1.7 veces en la tasa de ataques al corazón. Los investigadores sugieren que quizá se deba a que el virus que causa el herpes se multiplique dentro de las arterias haciendo que las placas de colesterol se despeguen causando los accidentes cerebrovasculares o los ataques cardíacos. O, que quizá el dolor que causa estrés, aumente la presión arterial.

De hecho, de acuerdo a los expertos, el riesgo de sufrir un ataque cerebrovascular aumentó significativamente hasta 3 meses después del diagnóstico inicial y el riesgo de un ataque cardíaco permanecía hasta 6 meses después del brote del herpes zóster. O sea, que esta infección viral no sólo es dolorosa sino que aumenta el riesgo de desarrollar otros problemas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacuna contra la culebrilla o herpes zóster a partir de los 50 años si se ha tenido varicela o viruela loca. Consulte a su médico. Prevenir es mejor que remediar.

• El estrés y la obesidad

La exposición prolongada al cortisol, la hormona del estrés, podría vincularse al aumento en la obesidad y a las cinturas más anchas, de acuerdo a un estudio publicado en Obesity. Los investigadores colectaron muestras del cabello de 2,500 personas por años. Encontraron que los participantes obesos tenían niveles significativamente más elevados que los de peso normal.

Según la investigadora principal, la liberación de cortisol se desencadena por receptores que se encuentran principalmente en el tejido de la grasa visceral, que rodea a los órganos, lo que explica la asociación con el aumento y la pérdida de peso.

La grasa ubicada en el área de la cintura es la que se asocia con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes y algunos cánceres.

Para videos, reportes gratuitos y más información, visite www.VidaySalud.com.