David Zepeda disfruta el triunfo del melodrama y el misterio de su éxito

0
388
Fotografía cedida hoy por Grupo Televisa del actor mexicano David Zepeda mientras posa durante una sesión en Ciudad de México (México). EFE/ Grupo Televisa /SÓLO USO EDITORIAL/SÓLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)

Ciudad de México, (EFE).- El actor mexicano David Zepeda se convirtió en uno de los actores más vistos de la televisión abierta de la actualidad con su personaje de Chente para la telenovela “Mi fortuna es amarte”, que concluyó el pasado domingo.
En tiempos de tanta oferta de contenidos audiovisuales y de plataformas de “streaming”, el actor de 48 años cuenta en entrevista que no tiene una fórmula para el triunfo, pero disfruta el éxito del melodrama.
“Se necesitan historias inteligentes, atractivas, ojalá hubiera una fórmula mágica para hacer siempre historias exitosas pero es muy complejo y difícil”, expresa Zepeda, quien ha aprendido eso de sus queridos productores, en este caso, de Nicandro Díaz.
“Mi fortuna es amarte” se volvió la telenovela más vista desde que inició en noviembre de 2021 al tener una audiencia o “rating” de 5 millones de espectadores, situación que, según cuenta Zepeda, “no había pasado en 10 años”.
El melodrama clásico que protagoniza el actor junto a la mexicana Susana González, narra la historia de amor de dos personas que tras perder todo en la vida y vivir complejos problemas económicos, encuentran en conjunto, una posibilidad de esperanza.

AMOR AL BARRIO
Zepeda revivió parte de su infancia y juventud a la hora de interpretar a Chente puesto que, como su personaje, vivió en un barrio y conoció las ventajas y desventajas que suceden en espacios populares como estos.
“Yo soy de Nogales, Sonora (norte de México), crecí en una colonia que se llama 5 de mayo y de alguna manera es ‘barrio’ (popular), mis padres siempre lucharon por darme una carrera y una formación universitaria y todo lo que conlleva pero no soy tan ajeno al barrio”, relata.
Lo que más aprecia de estos espacios y de la gente que ahí habita, es “la lealtad, la amistad y la música” que los caracteriza.
“Te da valores muy importantes, como el amor a la familia, al trabajo y a los amigos, y me encantó que este personaje desarrolló toda su historia en el barrio”, menciona.
Chente tuvo que atravesar tragedias y desgracias de las que aprendió a levantarse, en su vida personal, según cuenta David, y ha sabido hacerlo también desde la fe y el amor.
“De Chente aprendí la bondad, el renovarse día a día no importa la circunstancias, cada día se empieza de cero aunque no se tenga nada. ¡Mientras haya vida siempre habrá esperanza!”, dice.

REGRESO AL TEATRO Y AMOR A LA TELEVISIÓN
En redes sociales, David ha compartido con sus más de 4 millones de seguidores que ha sido difícil estar lejos del teatro, no obstante adelanta que para este año se vislumbra una gira teatral junto a González, pero antes se encargará de un importante proyecto televisivo del que aun no puede hablar.
“Íbamos a empezar un proyecto teatral con Nicandro Díaz (productor de la telenovela) y Gerardo Quiroz y lo tuvimos que posponer, no se canceló, y es porque empiezo un proyecto nuevo, pero para septiembre y octubre la empezaremos”, adelanta.
La obra será una comedia en la que David y Susana interpretarán a una pareja amorosa que retratará las diferentes etapas por la que atraviesan las relaciones.
“Amo hacer telenovelas, es un trabajo que requiere una gran disciplina, una gran capacidad para realizar muchísimas escenas y el teatro es mágico, la energía de la gente tenerla en vivo, pero también se requiere de un gran esfuerzo físico”, finaliza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here