El fiscal de Wisconsin se une a recurso legal en apoyo a DACA y contra Texas

0
183
Fotografía de archivo de una manifestación que piden apoyo para el DACA. EFE/EPA/SHAWN THEW

Los Ángeles, (EFE).- El fiscal de Wisconsin, Josh Kaul, se integró a una coalición de 23 fiscales generales en un recurso de “amicus curiae” (amigo de la corte) en apoyo al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) en el litigio de Texas contra el Gobierno de Estados Unidos, informó la oficina del funcionario demócrata.
En el documento, radicado en la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, la coalición subraya las contribuciones críticas de cientos de miles de beneficiarios de DACA a los esfuerzos de salud pública, la economía y las comunidades en todo Estados Unidos, y se opone frontalmente a los esfuerzos encabezados por Texas para poner fin al programa, que beneficia a personas que llegaron al país de forma indocumentada cuando eran niños.
Desde 2012, DACA ha proporcionado acceso a permisos de trabajo y ha protegido contra la remoción a aproximadamente 825.000 individuos que crecieron en este país, la mayoría de los cuales no han conocido otro hogar que Estados Unidos, señala la oficina de Kaul en un comunicado.
“DACA ha creado oportunidades para cientos de miles de personas. Estoy orgulloso de respaldar este programa enormemente exitoso que ha beneficiado a comunidades en todo el país”, dijo el fiscal.
El comunicado sostiene que las aportaciones de los beneficiarios del programa se volvieron especialmente evidentes a medida que la pandemia de covid-19 hacía estragos en Estados Unidos y miles de esos jóvenes estuvieron en el frente de batalla contra la enfermedad como trabajadores esenciales.
“Hasta noviembre de 2021, aproximadamente 34.000 trabajadores de salud y de apoyo dependían de DACA para tener autorización de trabajo en Estados Unidos, incluyendo enfermeras, dentistas, farmacéuticos, asistentes médicos, auxiliares de salud doméstica y otros”, resaltó.
Por otro lado, agrega, los beneficiarios y sus hogares pagan alrededor de 9.500 millones de dólares al año en impuestos federales, estatales y locales, y su poder de gasto de 25.300 millones de dólares es importante para la economía de los estados que apoyan el programa, creado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama.
Kaul se une así al recurso presentado por los fiscales generales de California, Nueva York, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawai, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minesota, Nevada, Nuevo México, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, Virginia, Washington y el Distrito de Columbia.
El fiscal general de Texas, Ken Paxton, junto a los procuradores de otros ocho estados, demandó en 2018 al Gobierno federal por DACA, alegando que el programa es inconstitucional y no cumplía con el Acta de Proceso Administrativo (APA) al momento de su creación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here