Las Aces, imparables; las Sky se estrellan contra las Fever

0
294
Becky Hammon (c), en una imagen de archivo. EFE/PETER FOLEY

Chicago (EE.UU.), (EFE).- Las Vegas Aces vuelan en la WNBA, la liga profesional de baloncesto femenino estadounidense, y blindaron su liderato en la Conferencia Oeste al sumar su cuarta victoria consecutiva, en una jornada en la que las Chicago Sky, vigentes campeonas, cayeron en el campo de las Indiana Fever.
Las Aces, entrenadas este año por Becky Hammon, lograron un sufrido triunfo por 96-95 contra las Minnesota Lynx, con 25 puntos y ocho rebotes de Aja Wilson y lucen un balance de 13-2, por delante de unas Seattle Storm (10-6) que doblegaron a las New York Liberty.
La sorpresa de la jornada llegó en Indiana, donde las Fever, colistas, remontaron quince puntos de desventaja en el tercer período antes de doblegar a las Sky por 89-87.
NaLyssa Smith guió la remontada con 26 puntos, la mejor marca de su carrera.
Las Sky se quedaron segundas en la tabla, detrás de unas Connecticut Suns que se rindieron en el campo de las Washington Mystics (71-63), en un partido en el que la veterana Elena Delle Donne rompió la barrera de los 300 triples en su carrera.

SUE BIRD SE RETIRA AL ACABAR LA TEMPORADA
La semana de la WNBA estuvo marcada además por la noticia de la retirada, al acabar la temporada, de Sue Bird, la jugadora que más asistencias ha repartido en la historia del baloncesto femenino estadounidense.
A sus 41 años, y tras plantearse su retirada ya el curso pasado, Bird informó con una nota en sus redes sociales que dejará a las Seattle Storm, el equipo en el que militó en los 21 años de su extensa carrera, al finalizar la campaña.
Primera elección de las Storm en el draft de 2002, Bird conquistó cuatro títulos de la WNBA (2004, 2010, 2018 y 2020) y es la única jugadora de la liga capaz de ganar títulos en tres décadas distintas.

EL CASO GRINER
La liga sigue atenta al caso de Brittney Griner, estrella de las Phoenix Mercury que se encuentra detenida en Rusia desde el pasado febrero acusada de llevar drogas en su equipaje cuando iba a tomar un avión.
Las autoridades rusas extendieron esta semana su detención, que según Estados Unidos es ‘ilegal’, hasta al menos el próximo 2 de julio.
Griner, de 31 años, es con Diana Taurasi la principal referente de las Phoenix Mercury, con las que ganó la WNBA en 2014.
Considerada como una de las pívots más dominantes de la liga, Griner ha sido elegida en siete ocasiones para el All-Star de la WNBA y también tiene dos medallas de oro olímpicas con la selección de EE.UU.
Como otras jugadoras estadounidenses, Griner aprovechó los meses en los que no hay competición en la WNBA para jugar en Rusia, donde su sueldo en el UMMC Ekaterinburg (más de un millón de dólares por temporada) es más de cuatro veces superior al máximo que se puede recibir por convenio en la WNBA (228.094 dólares como tope para este curso).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here