López Obrador admite que polémica empresa tiene contratos en nueva refinería

0
64
Fotografía cedida por la presidencia de México del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante una rueda de prensa hoy en Palacio Nacional de la Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA(CRÉDITO OBLIGATORIO)

Ciudad de México, (EFE).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, admitió este viernes que Baker Hughes, polémica proveedora de Petróleos Mexicanos (Pemex) acusada de presunto conflicto de interés con su hijo, José Ramón López, tiene contratos en la nueva refinería Dos Bocas.
“Que la empresa, donde supuestamente trabajaba el dueño de la casa, tiene contratos en Dos Bocas, donde se está haciendo la refinería. Pues puede ser porque es una empresa petrolera internacional que tiene desde hace muchos años relaciones con Pemex”, justificó el mandatario en su conferencia diaria.
El presidente se refirió a la nota del diario “Reforma” que publicó que Baker Hughes tiene contratos en la refinería Dos Bocas, una obra prioritaria de López Obrador.
En un tuit posterior, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, añadió que la empresa “tiene presencia histórica en Pemex desde hace más de 40 años” con operación “en las instalaciones compresores, turbinas, generadores eléctricos y motores de lo mejor”, mientras que para Dos Bocas han aportado dos turbinas.
Baker Hughes causa polémica desde enero, cuando Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló que José Ramón, hijo de López Obrador, vivió en 2019 en una casa en Houston, Texas, de un ejecutivo de esa compañía, que ese mismo año amplió un contrato con Pemex.
Ahora López Obrador acusó al diario “Reforma” de ser un “pasquín del conservadurismo” y “panfleto” por publicar la información de los contratos de Dos Bocas, que se prevé que se inaugure este año.
“Suponen que yo ordené que se le entregara a la empresa, que repito no me he aprendido el nombre de la empresa, no sé de esa empresa ni conozco a nadie de esa empresa. (Suponen que) por esos contratos, le rentaron la casa a José Ramón, pero así de obvio y mal intencionado, de perverso”, manifestó.
La polémica ha crecido porque el presidente ha pedido exhibir los ingresos de Carlos Loret de Mola, periodista del medio “Latinus”, que también participó en la investigación.
En tanto, Baker Hughes ha afirmado que condujo una investigación interna que concluyó que no existió conflicto de interés.
El presidente reiteró que el escándalo es porque “se enojan mucho los adversarios, conservadores, corruptos, y se lanzan con todo”.
Y señaló que uno de los periodistas que hizo la investigación ahora “reconoce que él no habló de conflictos de intereses” en su reportaje.
“Pero miren cuándo vino a declarar, después de un mes de golpeteo, con la máxima del hampa del periodismo, de que la calumnia cuando no mancha tizna”, expresó López Obrador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here