Patrulla Fronteriza continúa brindando ayuda que salva vidas

EDINBURG, Texas – En el periodo del 1 de octubre de 2017 al 31 de julio de 2018, los agentes de la Patrulla Fronteriza en el Corredor Sur de Texas, rescataron a casi 2,300 inmigrantes ilegales. Los agentes los han descubierto en las vastas tierras de los ranchos de la región y ocultos dentro de la mercancía de los trailers bajo llave. Los puntos de control sirven como una herramienta de apoyo ya que se enfoca en evitar que los inmigrantes ilegales, narcóticos y extranjeros criminales viajen más lejos en los Estados Unidos. Además, los agentes que trabajan en los puestos de control han servido como salvavidas para muchas personas en peligro.

“Nuestra postura operativa abarca una respuesta pronta y capaz a situaciones de crisis humanas”, destacó el Jefe de Patrullaje del Sector de Del Río, Félix Chávez. “Los técnicos de emergencias médicas de nuestra estación y agentes de Búsqueda, Trauma y Rescate, se entrenan extensamente para brindar ayuda que salva vidas en cualquier escenario imaginable. También continuamos construyendo sobre la base de la confianza y las estrechas relaciones de trabajo que hemos desarrollado con las agencias humanitarias y las partes interesadas gubernamentales”, dijo.

La Iniciativa de Seguridad Fronteriza es un programa multinacional que informa a los migrantes de los peligros de cruzar la frontera ilegalmente y facilita el rescate de aquellos que se encuentran en situaciones de riesgo vital.

“Desde 1998, a través de la Iniciativa de Seguridad Fronteriza, el Sector Laredo ha enviado mensajes sobre los riesgos del implacable calor del sur de Texas. Para abordar estos peligros, los operadores de Búsqueda, Trauma y Rescate de la Patrulla Fronteriza se despliegan por toda el área para ayudar en las operaciones de búsqueda y rescate de las personas en peligro. Además, el equipo de técnicos médicos de emergencia certificados de la zona correspondiente a Laredo ha aumentado a más de 130. “Cada vida humana salvada es primordial para los hombres y mujeres del Sector Laredo”, dijo el Jefe de Patrullas, Agente Jason D. Owens.

Además, la Patrulla Fronteriza ha colocado balizas de rescate, también conocidas “postes de pánico”, que son torres de transmisión de emergencia y pancartas enumeradas en algunas de las tierras más desoladas del sur de Texas. En una emergencia, un individuo angustiado puede proporcionar al despachador del 911 el número que figura en el cartel, lo que permite a los agentes acudir al área que corresponde a dicha numeración y localizar rápidamente al individuo.

“A través de la Iniciativa de Seguridad Fronteriza, continuaremos enfocándonos en nuestros esfuerzos para salvar vidas e instaremos a aquellos que consideran el peligroso viaje a no arriesgar sus vidas”, dijo el Jefe de la Patrulla Fronteriza, Manuel Padilla Jr. “El precio para cruzar a los Estados Unidos nunca debería ser su vida”, agregó.