Presunto estafador extraditado desde México enfrenta cargos en EE.UU.

0
202
EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS/File

Washington, (EFE).- Daniel Thomas Broyles, un supuesto estafador extraditado desde México, compareció hoy miércoles ante un tribunal federal en Charlotte (Carolina del Norte), acusado por su papel en dos fraudes con inversiones que prometían altos réditos, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.
Broyles, de 64 años de edad y conocido también como Dan Thomas, está acusado en Carolina del Norte por la venta de acciones de una compañía fraudulenta, llamada Niyato Industries, Inc., con la ayuda de Robert Leslie Stencil, de 65, quien figuraba como ejecutivo principal de la firma.
“Broyles, Stencil y otros describieron falsamente a Niyato como pionera en su terreno y en la fabricación de vehículos eléctricos y la conversión de vehículos que usan gasolina para que operen con gas natural comprimido”, indicó el Departamento de Justicia.
Los acusados dijeron a sus víctimas que Niyato tenía tecnología patentada, instalaciones con lo más avanzado de la tecnología y contratos valiosos.
Asimismo prometieron que Niyato usaría 97 % del dinero obtenido con la venta de acciones para el crecimiento del negocio, la expansión de sus operaciones y la preparación para una inminente oferta inicial de acciones al público.
Broyles fue imputado en Carolina del Norte por un cargo de conspiración para cometer fraude postal, 14 cargos de fraude postal, 14 cargos de fraude en remesas, y cinco cargos de lavado de dinero.
Si un jurado lo condena por esos cargos, Broyles podría recibir una sentencia de hasta 135 meses en prisión.
Broyles también enfrenta cargos en el Distrito Federal del Norte de Texas por su papel en otro fraude con inversiones, en este caso relacionadas con una compañía llamada EarthWater.
El acusado y sus cómplices dijeron a los embaucados que tenían una breve oportunidad de adquirir acciones de EarthWater antes de que el valor de los títulos aumentara de 10 a 50 veces tras una oferta al público o la adquisición por una gran compañía bien conocida.
Jamás hubo una oferta pública, ni una fusión, ni una adquisición. Si se le declara culpable en ese juicio, Broyles podría ser condenado a hasta 30 años de prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here