Se prepara el Valle para enfrentar actos terroristas

McAllen.- Elementos de seguridad de diversas instancias llevaron a cabo una serie de talleres con la finalidad de prepararse, proteger y responder ante la posibilidad de ataques terroristas.
Entre los participantes se encontraban elementos del Departamento de Policía de la ciudad de McAllen, de la Oficina del Sheriff del Condado Hidalgo, del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS), del Sistema de Salud del Sur de Texas, del Centro Nacional de Contraterrorismo (NCTC), del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), entre otros.
Se contó con la presencia del senador Juan “Chuy” Hinojosa del Distrito 20; Verónica Whitacre, comisionada de la ciudad de McAllen; Todd Mann, director general del Centro Médico McAllen; Chris Combs, agente especial a cargo del FBI de San Antonio; Joe Rodríguez, comandante regional de la Región III del DPS de Weslaco; Eddie Guerra, Sheriff del Condado Hidalgo y Víctor Rodríguez, jefe de la Policía de McAllen, quienes coincidieron en la necesidad de que se estrechen los lazos de cooperación entre las diferentes agencias de seguridad pública en el sur de Texas, para hacer un frente común de acción, prevención y respuesta ante un ataque terrorista.
Durante la rueda de prensa, las autoridades señalaron que cualquier ciudad puede ser blanco de un atentado terrorista, por lo que es importante mantenerse alerta, pero sobre todo estar preparado.
Afirmaron que este tipo de eventos se llevan a cabo a lo largo de los Estados Unidos y en ellos se reúnen autoridades federales, estatales y locales, la policía, bomberos, servicios médicos de emergencia, centros de comunicación, sector privado y organizaciones no gubernamentales, para hacer frente a este tipo de amenazas.
Lo anterior, además de otras iniciativas, se deriva de la creciente problemática que se vive en la actualidad, en donde cualquier ciudad puede ser blanco de un atentado terrorista, por lo que hay que mantenerse muy alerta y sobre todo preparados para poder hacer frente a una situación de ese tipo.
El taller estaba diseñado para centrarse en la respuesta operativa táctica, atención médica en emergencias, atención en hospitales y el manejo de emergencias.
Asimismo en la revisión de prevención, planes de respuesta y de interdicción, políticas y procedimientos relacionados con un ataque terrorista.
Se identificaron fallas en los planes, capacidades operacionales, recursos de respuesta federales, estatales y locales, incluyendo subvenciones, formación, ejercicios y asistencia técnica disponible.
También se examinaron los papeles de la comunidad y se discutió un marco para la gestión médica inmediata de heridos.

PIE
Oficiales de diferentes agencias se reunieron para asistir a diversos talleres con la finalidad de prepararse para un ataque terrorista.