Brady pone a Buccaneers en la final de la NFC; la defensa a Chiefs en la AFC

Houston (EE.UU.), (EFE).- La figura del legendario mariscal de campo Tom Brady sigue presente en los playoffs de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) después de haber guiado a su equipo de los Tampa Bay Buccaneers a la final de la Conferencia Nacional (NFC) al concluir este domingo la Ronda Divisional.
Antes lo habían logrado los Kansas City Chiefs, actuales campeones del Super Bowl, en la Conferencia Americana (AFC), pero esta vez sin su mariscal de campo estelar Patrick Mahomes, que abandonó el partido con conmoción cerebral en el tercer cuarto y tuvo que ser la defensa la que los mantuviese al frente del marcador y les asegurase la victoria.
La victoria de Brady también podría ser el empujón definitivo para la retirada de otro veterano mariscal de campo, Drew Brees, quien de nuevo falló en el partido decisivo con su equipo de los New Orleans Saints, que fueron eliminados tras perder de locales por 20-30 frente a los Buccaneers.
Brees, que el jueves cumplió 42 años, podría haber disputado su último partido como profesional en la NFL.
Brady lanzó para dos anotaciones y corrió para una más y los Buccaneers vinieron de atrás para conseguir la victoria y seguir en la lucha por estar en el Super Bowl LV, que se va a disputar el próximo 7 de febrero en su campo del Raymond James Stadium.
El pasador de 43 años tuvo su mejor juego en tres intentos contra los Saints y ayudó a los Buccaneers a avanzar en los playoffs, mientras que Brees queda eliminado y probablemente no volverá a la acción.
El próximo partido de Brady y los Buccaneers se llevará a cabo en Green Bay la próxima semana, cuando intentará avanzar a su décimo Super Bowl cuando se enfrente al mariscal de campo de los Packers, el también veterano Aaron Rodgers, que en el primer partido de la serie divisional de la NFC ganaron por 32-18 a Los Angeles Rams.
Brady y su cuadro ofensivo convirtieron tres pérdidas de balón de los Saints, incluidas dos interceptaciones a pases de Brees, en touchdowns, para encaminarse a la victoria en la ronda divisional en la NFC, donde esta temporada ha debutado después de haber jugado siempre con los New England Patriots, en la AFC.
Después de que Brees fuese interceptado por el apoyador Devin White en la mitad del último cuarto, Brady llevó a su equipo a la yarda uno, desde donde anotó él mismo corriendo.
De esa manera Brady asegura su decimocuarto viaje a un juego de campeonato de conferencia, pero el primero en la NFC.
Por otro lado, la era Brees en Nueva Orleans podría terminar después de 15 temporadas.
El juego pudo haber sido el último en el Superdome para Brees, quien tiene contrato por un año más pero no ha discutido ningún plan para jugar cuando termine esta temporada y en ocasiones ha insinuado su inminente retiro.
Si fuese su último partido no será para recordar, ya que el líder de todos los tiempos de la NFL en pases completos y yardas tuvo 19 de 34 pases para 134 yardas, un touchdown y tres interceptaciones.
En Kansas City, los Chiefs perdieron a Mahomes por conmoción cerebral, pero su defensa contuvo la ofensiva enemiga y derrotaron 22-17 a los Cleveland Browns para avanzar a su tercer partido consecutivo por el título que defienden de la AFC.
La victoria da derecho a la escuadra de Kansas City a enfrentarse de locales el próximo domingo a los Bills de Buffalo, que en el primer partido de la ronda divisional ganaron de locales por 17-3 a los Ravens de Baltimore.
Mahomes no había jugado en 21 días, desde que los Chiefs aseguraron el primer puesto de la AFC en la semana 16 del campeonato, pero apenas perdió el ritmo antes de irse durante la mitad del tercer cuarto.
El mariscal de campo estelar de los Chiefs terminó con 21 de 30 pases para 255 yardas y un touchdown, además de anotar por tierra.
Mahomes completó 11 de sus primeros 12 pases y llevó a los Chiefs a touchdowns consecutivos al inicio del partidos, además corrió por el primero y lanzó pase al ala cerrada Travis Kelce, que lo convirtió en anotación de 20 yardas para el segundo, y ha sido así el primer jugador desde Steve Young, en 1995, con tres partidos de playoffs consecutivos con touchdowns por tierra y por aire.
Por los Browns, su mariscal de campo Baker Mayfield lanzó para 204 yardas con un touchdown y una interceptación.
Los Cleveland venían de su primera victoria en playoffs desde la temporada de 1994, pero su incapacidad para conducir para el touchdown ganador les impidió ganar dos partidos de playoffs en un campeonato por primera vez desde 1950.
En el tercer cuarto, Mahomes fue golpeado en la cabeza cuando restaban 7:27 minutos por jugarse y quedó derribado en el césped cerca del medio campo.
Mahomes, ya cojeando por una lesión en el pie, tropezó mientras trataba de ponerse de pie. Finalmente lo ayudaron a llegar a la carpa azul en la línea lateral. Luego corrió al vestuario, donde fue evaluado por una conmoción cerebral y ahí se acabó su participación.
Rubén Mantilla

Comparte tu opinión.