Catedral de Tlaxcala, un monumento del siglo XVI distinguido por la Unesco

Feligreses católicos oran, el 25 de julio de 2021, en el Conjunto Conventual Franciscano el Monasterio y Catedral Nuestra Señora de la Asunción, en el estado de Tlaxcala (México). EFE/Hilda Ríos

Puebla (México),  (EFE).- Con rastros de la evangelización y la colonización de los territorios de la Nueva España, el Conjunto Conventual Franciscano el Monasterio y Catedral Nuestra Señora de la Asunción de Tlaxcala, centro de México, alcanzó este martes su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

El organismo cultural votó a favor de la inclusión en el Patrimonio Mundial del conjunto franciscano, en una extensión de la inscripción de los primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatépetl, agregados al listado en 1994.

Tras 27 años de pugna, se logró resaltar la grandeza de este espacio que conserva alto grado de autenticidad en diseño y materiales de construcción, así como en los elementos decorativos, conservados y protegidos por normativas jurídicas nacionales, estatales y municipales.

Este bien patrimonial cuenta con ornamentos arquitectónicos únicos y su actividad constructiva inició entre 1525 y 1527

LA IMPORTANCIA DEL MONUMENTO

Para el párroco de la Catedral de Tlaxcala, Francisco Rodríguez Lara, el inmueble representa “la cuna de la evangelización” en la Nueva España porque cuando llega Hernán Cortés encuentra estructurada la parte de gobierno.

“Además, halla el primer púlpito con la inscripción del primer anuncio del Evangelio, de igual manera se ubica la primera pila bautismal de los primeros cristianos que recibieron el bautismo y sigue siendo utilizada para este sacramento de fe”, explicó a Efe.

El religioso dijo sentirse “muy emocionado”, porque la inscripción de la Unesco “ha ayudado a redescubrir la grandeza de este tesoro, histórico, artístico y de la fe que tenemos en Tlaxcala”.

También contó que seguirán promoviendo que el sitio “sea un lugar destacado, donde muchos encuentren un espacio de silencio para la oración, para encontrarse con Dios”.

Mientas que el investigador y gestor independiente Fabián Valdivia expuso a Efe que este ingreso del Conjunto Franciscano representa un avance excepcional para la cultura de Tlaxcala porque le están dando valor cultural e histórico a la entidad.

“Su ingreso indica que se cumple con los criterios 2 y 4 de la Unesco, que refieren a conjuntos arquitectónicos que sean muy relevantes en la historia de la humanidad y a los elementos de urbanismo que sean únicos también en la humanidad”, expuso.

Es decir, “que sean conventos que cumplan con estos lineamientos, debido a que el exconvento cumple con la torre exenta, la capilla abierta, los retablos, entre otros aditamentos que ayuden a hacer el espacio único”.

VALOR UNIVERSAL

Ubicado en las faldas del volcán Popocatépetl, el sitio se distingue por su arquitectura y precisamente se considera con un modelo arquitectónico adoptado por los primeros misioneros que fueron los franciscanos, dominicos y agustinos, por lo que muestra una fusión y síntesis de elementos heterogéneos.

La decisión de elegir al Conjunto Conventual Franciscano estuvo a cargo del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, durante su reunión 44, que se celebra en línea presidida desde Fuzhou (China).

La aprobación fue para incorporar al Conjunto Conventual a la ruta de los “Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del volcán Popocatépetl”, inscrita en 1994, la cual incluye 14 inmuebles conventuales de valor excepcional (11 en Morelos y tres en Puebla), construidos por las órdenes dominicas, agustinas y franciscanas.

Los primeros bienes mexicanos registrados comenzaron en 1987 cuando se inscribieron: el centro histórico de México y Xochimilco, el centro histórico de Oaxaca y zona arqueológica de Monte Albán, el centro histórico de Puebla, la ciudad prehispánica de Teotihuacán, y la ciudad prehispánica y parque nacional de Palenque.

En el encuentro de la Unesco, del 16 al 31 de julio, se analizan las candidaturas de inscripción a la lista de Patrimonio Mundial, tanto las correspondientes al año 2021 como aquellas que no pudieron estudiarse en 2020.

La propuesta del monumento histórico en el estado de Tlaxcala, fue la única que presentó México en esta ocasión.

DEJA UNA RESPUESTA