16.6 C
McAllen
Monday, February 6, 2023
InicioOpiniónAlfredo CuéllarLas predicciones para el 2023 del Dr. Cuéllar*

Las predicciones para el 2023 del Dr. Cuéllar*

Primera parte

Este 2022 se cumple una década de que en diciembre del año en curso les presento algunas predicciones para el venidero, en este caso el 2023.

Para mis seguidores y detractores, les facilito el trabajo y les digo que sólo fallé en que en el 2022 ningún expresidente de los Estados Unidos dejó de existir.  En todo lo demás mis predicciones tuvieron aciertos.  Por supuesto que siempre termino las predicciones hablando del fútbol americano universitario y la Copa del Mundo, dos temas que suman pasiones.  Como anticipé hace un año, Alabama no fue campeón en el campeonato universitario del fútbol americano y mi pronóstico de que un equipo europeo sería poseedor de la Copa FIFA va camino de cumplirse si Francia gana a Argentina el próximo domingo 18 de diciembre del presente 2022.

¿Quiere un adelanto de los próximos doce meses?  A continuación, tienen ustedes lo que más probablemente pasará en el 2023 sobre la ex pandemia, la economía, la educación, México y AMLO, Estados Unidos y la política, la tecnología, los hispanos en Estados Unidos, Europa, Latino América, el Papa, la guerra ruso-ucraniana, y culmino anticipando sobre el futbol americano universitario y el futuro campeonato del mundo en soccer para 2022.

PANDEMIA

El coronavirus seguirá por saecula saeculorum.  Las vacunas creadas por diferentes laboratorios cambiaron el azote que por dos años habíamos tenido.  Inmediatamente la mayor parte de las naciones del mundo se apresuraron a regresar a la normalidad.  Quizá fue muy pronto, o fue lo mejor.  La verdad era que la economía y la sociedad estaban al borde de colapsos mayores.  Puesto que vacunar al mundo entero no es cosa de sólo buenas intenciones, en este proceso, muchos se siguieron contaminando y muchos murieron.  Las variantes de la ómicron siguieron engañando a los sistemas inmunológicos humanos y un secreto a voces sucedió: se llegó en muchas partes del mundo a las inmunidades de rebaño.  Quien lo dude sólo pregunte en su entorno, si hay alguien que le dio el coronavirus y verán que es más difícil encontrar alguien al que no le haya dado.  Claro que contaminarse del coronavirus después de ser vacunado es muy diferente.

En conclusión, se puede decir que tendremos todos una nueva vacuna que agregar a las que nos ponemos anualmente puesto que el coronavirus no desaparecerá.  Tres pendientes quedan en el mundo:  Primero, China, que tomó otro camino y le salió el tiro por la culata con tanto aislamiento y prohibición.  Aunque ahora, producto de protestas el gobierno chino ha cambiado su draconiana estrategia de cero COVID, aislando brutalmente a todos donde había un brote; son tantos los chinos, que el mundo no estará en paz a menos que ellos controlen también los brotes.  Un segundo pendiente, es que sigue habiendo gente que se niega a ponerse vacunas.  Ellos son fuentes de infección y candidatos a morir si son de la tercera edad o si padecen de otras afecciones. 3) Finalmente, el tercer pendiente es nuevas variantes de virus que pueden surgir, o bien otro virus distinto.

Mi pronóstico es que China tendrá que moverse tardíamente a las estrategias del resto del mundo, mientras nuevas vacunas se seguirán desarrollando y se hablará del COVID, como se habla de gripa e influenzas.

ECONOMÍA

El 2023 será un año que seguirá arrastrando las secuelas que se generaron en la pandemia, fundamentalmente, una probable recesión y lidiar con la inflación.  Puesto que ha sido inusual siguen los economistas erráticos en sus apreciaciones.  Pero es ya inminente la recesión en Europa y respecto a los Estados Unidos se cree que, si existe, será una muy leve.  El mercado de bienes raíces está semiparalizado y seguirá así pero no se puede aguantar mucho, de manera que mi predicción es que después del verano tendrán que hacer algo para activar ese importante mercado.  Bajar los intereses es una estrategia que sólo harán cuando sientan que la inflación se ha estabilizado.  El petróleo debería estar ya bajo en precio, pero la guerra de Rusia con Ucrania complicó el panorama.

Anticipo que el 2023 será casi igual al 2022, ligeramente con menos inflación. Nadie, sin embargo, debe pensar en una economía con efectos catastróficos, aunque en Europa y particularmente en Gran Bretaña sufrirán más.

EDUCACIÓN

Ya en franca -normalización-, las escuelas del mundo se enfrentan a tres grandes dramas: Primero, cómo subsanar el retraso creado por la pandemia de dos años en promedio que tuvieron los estudiantes y que de no atenderse tendrá secuelas muy negativas con impacto en la economía, la sociedad, el empleo y el futuro mismo de esa generación.  Sólo se puede lograr con esfuerzos adicionales:  Programas después de los horarios normales de las escuelas, apoyo de clases extras, colaboración con los padres, con un énfasis en planes individuales, mayor aprendizaje por cooperación para que hermanos y otros compañeros de escuela ayuden a los más atrasados.  Nada fácil.  El segundo gran reto es el éxodo de profesores. Precisamente por el retraso provocado por la pandemia, los profesores se encuentran bajo presión extrema.  Siempre ha sido muy retador el trabajo de los profesores, pero ahora es mucho más.  Los profesores tienen que trabajar más horas por el mismo sueldo, y los resultados de las pruebas muestran a sus alumnos con bajo rendimiento.  Los directores escolares presionan a los maestros buscando avances.   Para muchos profesores es demasiado y aceleran planes de retiro para pensionarse.  Los nuevos profesores en sus primeros años encuentran demandas adicionales que no esperaban, debido a que la pandemia debilitó las normas de convivencia de niños y jóvenes, aumentando conflictos y tienen bajos rendimientos en pruebas.  Inevitablemente, los profesores optan y seguirán prefiriendo dejar esa profesión.  Es justo decir que no hay y menos habrá suficientes profesores para saciar la demanda.  El tercer dilema es que las escuelas tienen que constantemente transformarse con nuevas tecnologías. Muchos profesores, sobre todo los antiguos, no pueden superar ese reto.  El resultado es que prefieren irse derrotados ante las exigencias de la tecnología.

Mi predicción es que las escuelas de todo el mundo vivirán una crisis más larga que la económica. Mejorarán sueldos y prestaciones de profesores buscando hacer más atractiva la profesión. Los programas extraescolares públicos y privados ofrecidos después del horario escolar y en fines de semana se harán más populares.  Los modelos de preparación de profesores estarán bajo presión para actualizarse de muchas maneras, fundamentalmente para que usen más tecnología, convivencia de niños y jóvenes, habilidades para resolver conflictos, entendimiento y aceptación de la diversidad y otros.

MÉXICO Y AMLO

Malos augurios.  Nuestro México seguirá el camino de la polarización más extrema.  Los que siguen irracionalmente apoyando a AMLO y sucumbiendo a sus argumentos de “que tiene otros datos” se disminuirán ante evidencias innegables. Se vive la violencia e inseguridad más extrema en la historia de los gobiernos post-revolucionarios.  Eso es indiscutible.  También lo es que su apoyo al ejército peligrosamente lo aparta de procesos civiles y democráticos.  Seguirá negándose al diálogo con los mexicanos de acá del norte del Río Bravo. Aunque su popularidad de cerca del 60% a principios del último tercio de su mandato no es inusual en los presidentes mexicanos, la suya parecería ser más una popularidad irreductible, resultado de una fe ciega en él, y no de una evaluación racional de logros concretos.

Su apoyo a muchos a través de dinero en efectivo lo hace tener partidarios entre esos votantes; pero artistas, científicos, estudiantes y las personas con mayor educación sienten, en cambio, un gran desencanto.  Los beneficiados con su apoyo monetario, sin embargo, son menos confiables en que vayan a votar que los que están disgustados con él, que suelen ser más efectivos votando.

El reciente apoyo brindado al destituido presidente de Perú, Pedro Castillo, es una prueba más de sus malos juicios e injerencias equivocadas generando una pésima imagen en todo el extranjero y particularmente en América Latina.  Hay historia de sus yerros, el primer viaje que hizo al extranjero fue a ver a Trump y llamarlo “amigo” de los mexicanos.  Pocos insultos han recibido los mexicanos avecindados al norte del Río Bravo tan grandes como ese.

Mis pronósticos son que mientras que los candidatos de MORENA tienen una gran ventaja, aumentará la oposición hasta estar cerca de 50 vs 50; eso es peligroso porque como dije agudiza extremismos rayando en el fanatismo.  La inseguridad aumentará por la sencilla razón de que no hay estrategia sólida que se esté usando.  Muchos retrasos en lo económico, educativo, científico, artístico, y social se verán en nuestro México.

ESTADOS UNIDOS

Después de la debacle republicana de elecciones intermedias en el pasado noviembre, hay incertidumbre general en ambos partidos.  Los republicanos tendrán que deshacerse de Trump como estrategia para disminuir el trumpismo que tanto daño ha causado a Estados Unidos y particularmente al partido republicano.  Si es el caso, este partido tiene grandes oportunidades de ganar las elecciones del 2024.  No es fácil, pues necesitan los votos de los radicales y extremistas trumpistas, para no perderlos.  Eso hace que no puedan lanzarse contra Trump y tratarlo como el bandido que es con una multitud de cargos. Deshacerse de Trump tiene que ser una jugada maestra donde culpen a los demócratas.

Los demócratas no cantan mal las rancheras.  A pesar de que han hecho un buen trabajo en la economía controlando la inflación, bajando el precio del petróleo, uniéndose de nuevo al resto del mundo en su lucha contra el calentamiento global, aprobando infraestructuras de mantenimiento y apoyando a Ucrania, es un secreto a voces que Biden no es el mejor candidato, aunque sea un gran gobernante, porque ambos conceptos no siempre coinciden. Si insiste en ser el candidato para 2024, sólo podrá ganar si Trump es el candidato republicano.  Será entonces un triunfo basado en rechazar a Trump no en apoyar a Biden.

Mi predicción es que un candidato republicano, quizá el floridano De Santis ganará las elecciones contra Biden.  Si los demócratas maniobran para postular a otro candidato que no sea Biden, será una reñida competencia y podrían ganar.  Pero estas predicciones no pueden terminarse sin decir que esta nación, como otras muchas, está dividida y eso no se resuelve ni con un triunfo republicano ni con uno demócrata.  Los Estados Unidos deben  reinventarse como nación, controlar los daños creados por los extremistas, dejar atrás el racismo y reconocer y trabajar con la diversidad.

El Periódico USAhttps://elperiodicousa.com/
Al servicio de la comunidad hispana del sur de Texas y noreste de México
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments