Lin-Manuel Miranda: “Me tomo muy en serio dar oportunidades a los latinos”

0
85
Fotografía de archivo del 3 de noviembre de 2021 que muestra al compositor y director Lin-Manuel Miranda durante el estreno mundial del película 60 de Walt Disney Animation Studios "Encanto", inspirada en Colombia, en el Teatro El Capitán en Los Ángeles, California (EE.UU.). EFE/ Nina Prommer

Los Ángeles (EE.UU.), (EFE).- Lin-Manuel Miranda está a punto de hacer historia: Si el 27 de marzo logra el Óscar a la mejor canción original por “Dos Oruguitas”, entrará en el selecto grupo de los llamados EGOT, personas que han ganado un Emmy (televisión), un Grammy (música), un Óscar (cine) y Tony (teatro).
“Recuerdo que, cuando se estrenó mi primer musical, pensé: ‘tendrá éxito o no lo tendrá, pero después regreso a mi vida normal’ y… nunca regresé”, explica el compositor, director y dramaturgo de origen puertorriqueño en una entrevista con Efe.
Tan solo 16 personas cuentan con ese EGOT, el “grand slam” de las artes en Estados Unidos. Rita Moreno es la única latina que lo ha logrado.
Miranda (Nueva York, 1980) entró en el mundo del espectáculo pisando Broadway con dos musicales, “In the Heights” y “Hamilton”, que acumularon 16 nominaciones a los premios Tony, la máxima distinción del circuito teatral.
“Con ‘In The Heights’ estuvimos en Broadway casi 3 años y yo era famoso en mi barrio, la calle 46 y en Puerto Rico”, recuerda.
“Y con ‘Hamilton’ me cambió la vida entera”, añade.
Las dos historias celebraban la experiencia inmigrante en Estados Unidos, contagiaban de orgullo latino a sus personajes y compartían con el público la vida de personas que salieron de sus casas para buscar una nueva oportunidad.
“Fue mi manera de asegurar una vida en este mundo que yo quería, porque solo existía ‘West Side Story’ y eso era todo” señala.
Si sus historias funcionaban, Miranda aceptaría la responsabilidad de “dar más oportunidades a nuestros artistas, a nuestra gente, a los latinos”.
“Hamilton” popularizó la biografía de uno de los fundadores de EE.UU., Alexander Hamilton, el primer secretario del Tesoro de EE.UU., un hombre que nació en 1757 en el Caribe, pobre, sin familia y emigró a Nueva York hasta que llegó a ser el primer secretario del Tesoro del país norteamericano.
Cuando en 2015 el Gobierno quiso reemplazar la cara de Hamilton en los billetes de 10 dólares, la popularidad del musical frenó los planes.
“In The Heights”, su primera obra, narraba la vida del barrio de Manhattan en el que Miranda se crió, Washington Heights, un pedacito del Caribe en la Gran Manzana.
Él la escribió como musical en 2002 y, este verano, casi 20 años después, se estrenó su adaptación al cine.
“La historia vino de un miedo que me decía ‘si yo no escribo estos personajes, no van a existir'”, sostiene.

UN AÑO REDONDO EN HOLLYWOOD: “ENCANTO”, “IN THE HEIGHTS” y “TICK, TICK… BOOM!”
Para Miranda, el salto de Broadway a Hollywood ha sido de altura.
En un mismo año ha estrenado cuatro proyectos diferentes: la película “Tick, Tick… Boom!” como director, la adaptación de “In the Heights” como productor y actor, y las películas animadas “Vivo” y “Encanto” como compositor de su banda sonora.
“Este verano tomé mis primeras vacaciones con mi mujer en 13 años”, asegura el músico.
Aunque el descanso no duró mucho, porque cuando regresó a Estados Unidos descubrió que una de las canciones que compuso para “Encanto”, “We Don’t Talk About Bruno”, se había convertido en un fenómeno mundial.
“Recibí un e-mail de un amigo que conocí en la universidad, pero del que no había oído hablar en 15 años -recuerda-. Y era un video de su hija cantando la canción durante días y días y días”.

AUTOR DEL MAYOR ÉXITO DE DISNEY EN TRES DÉCADAS
Hace unas semanas, “We Don’t Talk About Bruno” se hizo con el primer puesto en Billboard Hot 100, la principal lista de popularidad musical en Estados Unidos.
Desde 1993, con “A Whole New World” cinta “Aladdin”, ninguna otra canción de Disney lo había logrado.
El tema, que habla de los temas tabú de una familia, ha cruzado fronteras con una viralidad entre los niños que no se veía desde el famoso “Let it Go” de “Frozen”, aunque no competirá por el Óscar porque Disney decidió presentar como candidata la balada “Dos Oruguitas”, cantada en español por Sebastián Yatra.
Será este tema el que dé a Miranda la llave de entrada al club de los EGOT, pero él tiene otro premio casi más inspirador, el de recibir mensajes de gratitud cuando hay actores latinos que le encuentran y cuentan que encontraron trabajo con sus personajes.
“Eso lo tomo muy en serio”, afirma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here