Niña de Brownsville agradecida por el trasplante de riñón en el Hospital Infantil Driscoll

Corpus Christi, Tx.- La niña Valeria Ramírez agradeció la oportunidad de recibir un trasplante de riñón que le salvó la vida en el Hospital Infantil Driscoll.

La pequeña de 10 años, residente de la ciudad de Brownsville, comenzó la diálisis en el Centro de Diálisis Driscoll Children’s Valley en McAllen cuando tenía ocho años. Estuvo en diálisis durante diez meses mientras esperaba un nuevo riñón y se sometió a la cirugía de trasplante cuando contaba con nueve añitos de edad. Aproximadamente un año después de la intervención, Valeria estuvo en Corpus Christi recibiendo tratamiento.

El Hospital Infantil Driscoll, al igual que muchas otras organizaciones de atención médica en todo el país, celebra marzo como el Mes Nacional del Riñón para crear conciencia sobre la enfermedad renal.

 El Centro de Diálisis del Hospital de Niños Driscoll en Corpus Christi y el Centro de Diálisis del Valle de los Niños Driscoll en McAllen están compuestos por un equipo multidisciplinario que incluye médicos certificados por la junta en nefrología pediátrica, enfermeras de diálisis con experiencia, un dietista renal y un trabajador social.

 Driscoll Children’s Hospital en Corpus Christi ha sido durante mucho tiempo el líder del sur de Texas en atención pediátrica de riñones, con servicios de nefrología a partir de 1999, servicios de diálisis a partir de 2004 y el primer trasplante de riñón en 2007.

Valeria dijo que la diálisis era buena pero que a veces podía ser un desafío, especialmente cuando se cansaba después.

 Asimismo, manifestó que las enfermeras del centro de diálisis eran muy amables y se preocupaban mucho, destacando que las enfermeras de Driscoll’s y su médico favorito, la nefróloga Amy Becker, MD, la ayudaron a superar todo.